Se realizó el tercer conversatorio del MPF en tiempos de contingencia

Imprimir

Expusieron las problemáticas de la niñez y la violencia de género desde la OVIFAM. Organizó la Escuela de Capacitación.

 

El miércoles, 10 de junio, tuvo lugar el Tercer Conversatorio del Ministerio Público Fiscal. “Las problemáticas de la niñez y la violencia de género en tiempos de pandemia”, fue el tema que abordaron dos integrantes del MPF. La charla pudo seguirse en vivo a través de las redes sociales (en Instagram y Facebook) de la Escuela de Formación y Capacitación del MPF.
En la oportunidad, se realizó un análisis desde la Oficina de Violencia Familiar (OVIFAM), a cargo de la licenciada Solana Tonetti, y el doctor Alejandro Andole, miembro de la Secretaría Judicial.
La propuesta tiene por objetivo contextualizar la articulación de la OVIFAM dentro y fuera del Ministerio, cómo abordó la problemática que involucra situaciones de violencia y los esfuerzos interdisciplinarios.
Actualmente la OVIFAM, como oficina auxiliar de unidades fiscales, realiza diferentes tipos de intervenciones y dada la medida de aislamiento obligatorio dispuesta en el marco de la actual pandemia, la Oficina habilitó una guardia pasiva para todas aquellas intervenciones que se requieran. Durante este periodo se realizaron 40 entrevistas testimoniales en Cámaras Gesell y 97 informes de riesgo en los tres Centros Judiciales de Capital, Concepción y Monteros.
Los operadores judiciales comentaron que para ello se elaboró un documento denominado “Vías de Coordinación para el Oficina Especializada en Violencia Familiar”.

Circuito cerrado para la visualizar las entrevistas en Cámara Gesell

A partir de los lineamientos dispuestos por el Ministro Fiscal, Edmundo Jiménez, y las normativas incluidas en el “Plan Justicia por la Red”, el MPF logró que las diferentes partes puedan observar una entrevista de Cámara Gesell, a través de un sistema de circuito cerrado.
“Para ello se diagramó un sistema para que se puedan hacer entrevistas en la Cámara Gesell de una manera presencial, y a su vez remota. Se tomaron los recaudos, en el ingreso, para que las partes no se crucen. La víctima, pasa por una entrevista preliminar y si está en condiciones se lleva a cabo la testimonial, para la cual se dispone de la sala de entrevista. También se instaló una sala de visualización en otro extremo del edificio para que el agresor y su abogado puedan visualizar la cámara. Por último, para evitar la aglomeración, se instalaron tres computadoras en la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de María del Carmen Reuter, para que la fiscal, el auxiliar y el defensor de menores puedan visualizar la audiencia de manera remota”, admitió Andole.