Las acciones del Ministerio Fiscal en pandemia

El MPF remitió al Colegio de Abogados información recopilada sobre las actividades desarrolladas.

En tal sentido, los ejes del trabajo y las pautas con las que se manejó el MPF durante este período, se centraron en la tecnología y la capacitación para poder brindar el acceso a la justicia y la respuesta al ciudadano, al tiempo de cuidar la salud.
Se adoptaron múltiples medidas, como desarrollos tecnológicos, apuntalamiento y equipamiento del ECIF, la campaña “Aislamiento sin violencia”, el operativo “Nadie en las calles, con todas las medidas que se concretaron y las sanciones que son conocidas, y el proyecto “Justicia por la red”, a cuyo influjo se desarrollaron importantes recursos tecnológicos.
Así nació el sistema informático para toda la administración del Ministerio Público Fiscal y el acceso de los abogados y víctimas. En igual sentido, una aplicación informática para registrar los pormenores en el lugar del hecho y remitirlos inmediatamente al fiscal, lo mismo para el examen médico legal, y el análisis de delitos de características similares y los lugares donde se producen.
Con la campaña “Aislamiento sin violencia”, vinculada fundamentalmente a problemas de género, se habilitaron líneas telefónicas para la recepción de denuncias y se desarrollaron programas informáticos para agilizar la investigación de los delitos de violencia de género, y para que la denuncia recibida por la policía impacte de manera inmediata en el celular de la fiscalía.
Para poner en contexto al MPF con la nueva realidad, se activó la digitalización para transmitir expedientes, denuncias y firmas por internet.
Se utiliza el sistema de identificación por el rostro, y comparaciones de datos genéticos, información que se encuentra conectado con la base de datos de la Nación.
También se creó la Mesa de Entrada Virtual para que los abogados ingresen sus escritos y reciban las notificaciones, y se habilitaron salas de videoconferencias para trámites judiciales y audiencias a distancia en la sede el MPF, al igual que desde la cárcel de Villa Urquiza y de algunas comisarías.
Bajo estas condiciones, vía internet, se multiplicaron las audiencias y reuniones, requerimientos y declaraciones.
El tiempo de pandemia no fue impedimento para el dictado de cursos de capacitación a partir del convenio refrendado con la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), con la participación de destacados conferencistas técnicos investigadores.
Por último, se produjo la implementación del nuevo Código Procesal Penal en los Centros Judiciales de Capital y Monteros, en el que están cifradas las expectativas de lograr una justicia más rápida y eficaz.

Noticias MPF

Ministerio Público Fiscal